Somos primeros otra vez

Somos primeros otra vez

Con mucha categoría, Millonarios superó 2-0 a Jaguares en casa y asumió en solitario el liderato de la Liga de forma parcial.

Nada para objetar. Luego del bodrio que fue aquel empate frente al Pasto de la tercera fecha, el hincha azul vivió una semana 100% feliz en la cual el equipo sacó seis puntos de seis posibles, mantuvo su arco en ceros y se trepó a lo más alto de la tabla de posiciones. Ante Jaguares, este domingo, el equipo Embajador fue superior de principio a fin, calentó con su juego virtuoso a quienes en la tribuna se enfriaban por la lluvia que cayó sobre la capital del país y se llevó tres puntos justos y necesarios en un partido que debió haber terminado en goleada. Millonarios ganó y lo hizo bien, gustando a su afición, que con toda razón se quedó hasta varios minutos después de finalizado el partido solo para esperar a ese grupo de jugadores que regaló felicidad.

De principio a fin, Millonarios fue una tromba. El técnico rotó el equipo para darle descanso a varios jugadores ante la seguidilla de partidos en serie que se vienen y los que llegaron a reemplazar a quienes descansaron no desentonaron en lo absoluto. Élkin Blanco debutó en 2016 y hasta los de Occidental Sur sintieron sus ganas de volver cuando mandó un balonazo hasta allá, "Manga" Escobar fue una fiera con perfil cambiado por la banda izquierda que tuvo su premio al final cuando puso el primero de la tarde-noche, Silva jugó en tres posiciones distintas a lo largo del partido y anotó el segundo por la vía de la pena máxima, David Valencia debutó en Liga y estuvo seguro, impasable. Todos.

Millos fue lo que su gente pedía, lo que había pasado en la primera fecha contra Patriotas y se había desaparecido en los últimos juegos. Millos fue un equipo de vértigo, de explosión por las bandas, de toque, de llegar por todos los frentes. Millos fue ese equipo con vocaciòn ofensiva que no ganó por más goles porque el portero rival salvó varias y porque, en ocasiones, los jugadores quisieron hacer su firma personal en lugar de pensar en el colectivo cuando entraron al área rival. Por eso solo fueron dos los gritos de gol. Más allá de eso, del partido contra Jaguares no puede haber queja alguna. El hincha fue al estadio a mojarse y alentar esperando ganar y el equipo en la cancha lo retribuyó con un muy buen triunfo que llegó acompañado de un muy buen juego. El hincha se mojó, tal vez se resfríe, pero eso al final vale poco porque salió feliz de ver a su equipo pasar por encima del visitante de turno y ser, nuevamente, el puntero de la tabla de posiciones. Millonarios está en el lugar que siempre debe estar.

En los periódicos del lunes, Millonarios aparecerá como líder absoluto del campeonato, algo que no pasaba de forma parcial desde el Apertura 2013 y de forma total al finalizar la jornada desde aquel mágico Finalización 2012. Israel pide mesura, dice que muchos equipos tienen partidos aplazados y que la cosa podría cambiar. Tiene razón. Pero cuando uno va al estadio con niños y los ve al final del partido hablando entre ellos, felices saltando y gritando, diciendo que "vamos de primeros", cuando uno sabe que esos niños de cinco, seis o siete años van a tener, por lo menos, tres días de felicidad en el colegio en los cuales ningún rojo ni verde les va a hacer bullying, es cuando dice "qué carajo, somos líderes y no importa nada más".

Por más semanas así, 100% azules.

Twitter: @elmechu
 

Encuesta
¿Para qué está Millos en el 2015?