Segundo objetivo cumplido

Segundo objetivo cumplidoFederico Insúa anota el primer gol ante Envigado en el juego de vuelta. (Foto: Ingrid León)

Millonarios perdió con el Envigado pero aseguró su cupo en las semifinales con un marcador global de 6-3.

En la cancha, Envigado volvió a ser ese duro rival que por momentos complicó a Millonarios en el juego de ida, pero esta vez sin recibir la ráfaga de goles de ese último cuarto de hora que definieron la llave. Los azules, con la ventaja a favor, por momentos dosificaron y no arriesgaron de más. Atacaron con primera intención, consiguieron dos goles para asegurar la serie, pero terminaron superados con un gol sobre el final del partido que selló el 2-3 final.

El partido mostró a un cuadro naranja herido en su amor propio que desde el principio salió a buscar reducir la diferencia con profundos y constantes ataques. El mejor Millos de la primera etapa fue aquel que jugó a un toque en sus transiciones de defensa a ataque y generó opciones de gol que se fallaron. El no tan buen Millos era el que trataba de salir jugando, perdía la pelota y eso generaba opciones de gol para el local. Así, justamente, llegó el 0-1 cuando el primer tiempo expiraba.

Para el segundo tiempo, los Embajadores salieron con todo buscando el empate, el cual llegó rápido gracias al Pocho cazando un gran centro al área de Lewis cuando el reloj marcaba los seis minutos del complemento. Lamentablemente, la dicha del empate duró poco porque muy rápidamente llegó el segundo gol de los naranjas siete minutos más tarde. Un golazo de media distancia inatajable para Vikonis y para cualquiera.

Entonces, Lunari movió el banco y mandó sus dos cambios de siempre. Con el ingreso de Máyer y Maxi, el partido ganó en intensidad y se volvió de ida y vuelta. La presencia del argentino por la zona derecha se convirtió en dolor de cabeza para la defensa local y a siete minutos del final llegó el empate por obra de Fernando Uribe, que se trepó ahora sí en solitario en lo más alto de la tabla de goleadores, previo centro de Núñez por esa franja.

Cuando parecía que el partido terminaba empatado, los naranjas consiguieron el tercer gol luego de un tiro de esquina que encontró mal parada a la zaga azul, quizá ya pensando en el Cali. Al final, el partido fue para el Envigado pero la serie para Millos, que hizo su tarea, cumplió el segundo objetivo del torneo y ya está entre los cuatro mejores de la Liga.

Ahora viene el Cali, primero el jueves a las 7:00 PM en Bogotá y luego a las 7:30 PM del domingo en Palmaseca. Para muchos, el rival más duro de los tres restantes y una linda posibilidad de vengar aquel 1-5 del todos contra todos y otras cuantas cuentas pendientes.

Millos ya está en semifinales, pero esto sigue, y vamos por más.

Twitter: @elmechu

Encuesta
¿Para qué está Millos en el 2015?