El sueño terminó en los penales

El sueño terminó en los penalesFoto: Ingrid León

Millonarios cayó por penales con el Deportivo Cali y quedó a un paso de la final. El sueño de la 15 tendrá que esperar, por lo menos, seis meses más.

Los penales, esos que nos dieron mucho en el Finalización 2012, hoy nos quitan, como había pasado hace un año, también en la semifinal. Ramírez y Delgado erraron sus cobros y el Cali se quedó con la semifinal al imponerse 4-3 en la tanda fatídica.

No alcanzó de nuevo. Había ilusión y esperanza. En los noventa, los locales fueron muy superiores pero Millonarios aguantó el empate en el global, sobre todo en el segundo tiempo cuando ingresó Candelo. El Cali aprovechó que jugamos con un lateral izquierdo improvisado para atacar siempre por esa zona. Cada llegada era un paro respiratorio. Pero Millos aguantó, y hasta pudo conseguir ese gol en los últimos minutos que nos clasificaba sin penales varias veces pero la pelota siempre pasó cerca del palo. Hoy la puntería tampoco estuvo de nuestro lado.

Después, una serie de penales para cualquiera, en la que Delgado, héroe hace tres años, fue el último pateador azul y erró. Fue el portero del Cali el que se consagró esta vez ante su público. La vida por un lado te da y por el otro te quita. Para nosotros, la historia terminó antes de tiempo, quizá de forma inmerecida por la ilusión y el nivel que mostraba el equipo en los últimos juegos. Pero así es el fútbol, y la vida.

Para Ricardo Lunari y este grupo de jugadores no hay nada que reprochar. Este Millonarios recuperó amor por el arte y por la camiseta. Podía faltar fútbol algunas veces, pero nunca faltó corazón. Este plantel lo dejó todo, por eso los hinchas nos ilusionamos y sentimos que llegaba la 15. No alcanzó el corazón por una lotería. Igual, solo quedan agradecimientos hacia todos.

Después de lindas gestas como el triunfo de Manizales o la eliminación a Santa Fe en el clásico, era normal pensar, sentir, intuir que este era el semestre de Millos. DEsafortunadamente es momento de despedirnos de esta Liga, de la cual quedarán buenos recuerdos de buenos partidos. Al hincha le gusta que su equipo imponga respeto, que los rivales sientan miedo de enfrentarlo. Eso hizo este Millos, como ya lo había hecho el de hace un año, el de hace dos, hace tres y hace cuatro.

El Apertura ha terminado, desde ya hay que pensar en el Finalización. En hacer una campaña todavía mejor que esta que ya pasó. En seguir buscando el título, único objetivo de cada torneo que juegue Millonarios.

Para cerrar, es bueno escribir una frase que luce siempre en Oriental y que aplicamos los hinchas todo el tiempo, en la victoria y en la derrota: Siempre estaremos contigo, ¡Vamos Millonarios!

Twitter: @elmechu

Encuesta
¿Para qué está Millos en el 2015?