De regreso al triunfo

De regreso al triunfoMáyer Candelo abrió el camino ante las Águilas. Foto: Archivo LosMillonarios.net

Millonarios derrotó 2-0 a Águilas en el partido que cerró la novena fecha de la Liga y rompió una racha de tres juegos sin lograrlo.

Pasaron 24 días desde la última vez, el 3-2 sobre Patriotas en Techo. Desde ahí, dos derrotas y un empate, pérdida de puntos y de casillas en la tabla, también cambio de técnico. Ganarle a las Águilas se convertía entonces en algo necesario, obligatorio. Millonarios hizo la tarea y derrotó bien a su rival antioqueño en la noche del domingo para sacarse la mala racha y volver a las mieles del triunfo. Máyer Candelo y Jhonatan Agudelo anotaron los goles de la victoria, cada uno finalizando cada tiempo.

El DT Neys Nieto modificó el esquema y dos nombres. Sentó a Díaz y a Silva, mandó de titulares a Henríquez y Vásquez, y ubicó al equipo en un 4-2-2-2 con Robayo como volante de primera línea junto a Villareal. La noche no comenzó bien para los Embajadores. Apenas en los primeros minutos del primer tiempo, el central decretó una pena máxima a favor por una mano en el área dorada. Parecía el primero de la noche, pero Rangel cambió el penal por saque de meta, el delantero mandó su cobro a las nubes.

Luego del penal, Millonarios hacía las cosas bien pero fallaba a la hora de llegar al área rival. Los azules siempre jugaron a hacer lo mismo, que consistía en buscar el centro al área a Rangel. No habían más variantes, no existían otras fórmulas. Maxi, por la derecha, fue el mejor de los azules y desde ahí salieron casi todos los centros al área. Y Robayo, que inició como recuperador, era el que ponía el peso ofensivo cada vez que se salía de su rol y se convertía en un creativo más. Con todo y eso, a punta de centros y centros, el equipo tuvo varias opciones de abrir el marcador, incluyendo un cabezazo al horizontal de Rangel y una chilena de Henríquez que pasó cerca.

Finalizando la etapa inicial, uno de esos centros por fin terminó en gol. Fue de Máyer, en una acción muy parecida -por no decir, idéntica- a aquella del gol de Jonathan Estrada a Nacional en Medellín por la Copa Sudamericana 2007. Era merecido porque Millos hacía más, y llegó en un momento justo porque cualquier cosa que tuviera planeada el técnico rival para el entretiempo se había caído. Antes del pitazo final, Agudelo tuvo que ingresar al campo en lugar de Rangel por un golpe, que parece no es de gravedad.

Para el segundo tiempo, Millonarios jugó todo por la derecha, en donde Núñez se encargaba de generar las mejores opciones, buscando por la vía aérea a Agudelo. Por momentos pasamos sustos, como un cabezazo que terminó en el fondo de la red pero que el central invalidó por fuera de juego, o acciones en las que se perdía la pelota en salida y los jugadores rivales pisaban el área con cierta facilidad. Durante un pasaje del partido el 1-0 estuvo en riesgo. Con los últimos resultados y los goles que hemos recibido era normal sentir miedo del posible empate, sobre todo si se daban errores defensivos en la salida.

En los minutos finales llegó el segundo, el que terminó el sufrimiento. Siempre Maxi, por la derecha, recibió y puso el centro perfecto para que Agudelo, de baja estatura, le ganara la posición a su marcador y de cabeza mandara el balón a todo el rincón inferior del segundo palo del portero. Listo, se acabó, 2-0 y por fin final feliz.

Ya después lo que vino desde la tribuna fue el repertorio para calentar el clásico del próximo domingo. Todas las canciones a Santa Fe sonaron, sobre todo aquella que nunca falta previo a un juego con los rojos: "Volveremos a la cancha a acabar con Santa Fe".

Mañana será presentado el nuevo cuerpo técnico, que debutará en clásico así como había sucedido con Lunari hace un año. Millos muestra mejoras y vuelve al triunfo. El alma descansa y por fin volveremos a tener un lunes bonito. Al frente tendrá un rival que viene finito, que juega muy bien, que hace buenas campañas en Liga, Copa y Sudamericana, pero que con todo y eso llega herido porque todavía no olvida aquel 3-1 del último derbi en Mayo.

Twitter: @elmechu

Encuesta
¿Para qué está Millos en el 2015?