Solo sirve ganar, y después, esperar

Solo sirve ganar, y después, esperar

Millonarios se juega todas sus cartas en la Copa este miércoles visitando a Equidad en Techo.

Si Millos no hubiera canchereado la ventaja de 1-0 a Expreso Rojo el jueves pasado, si no hubiera entrado ese gol sobre la hora que nos quitó la victoria, si se hubiera encarado ese partido con más responsabilidad en lugar de poner canteranos teniendo en cuenta que se jugaba el paso a la siguiente fase, todo sería distinto... Pero la realidad es que ese gol que nos quitó dos puntos ahora nos puso a sacar las calculadoras para hacer cuentas de la clasificación. Y así como dolió el empate del pasado jueves, también duele no haberle podido ganar a Expreso Rojo en Zipa tras empezar ganando y haber perdido con Equidad en casa en la primera fecha. Hoy esos puntos son los que nos tienen intranquilos de cara a la última jornada de la fase de grupos.

Ya no dependemos de nosotros mismos como hace una semana. Ahora tenemos que ir a ganarle a Equidad, pero no 1-0 ni 2-1 porque esos marcadores, como está hoy la tabla, no nos sirven. Hay que salir a Techo a buscar ganar por el mayor número de goles posible para tener ventaja en caso de empate en puntos y así permitir que siga existiendo opción de ganar el grupo.

Así está la tabla:

1. Equidad 7 pts y +2 (un partido pendiente)
2. Millonarios 7 pts y 0
3. Expreso Rojo 7 pts y -1
4. Bogotá 4 pts y -1 (un partido pendiente)

Si Millos no derrota a Equidad, queda eliminado de toda opción. Por eso hay que tratar de golear para terminar con 10 puntos y una diferencia de gol superior a la de los "aseguradores". Después de eso, habrá que esperar. Primero, que Expreso Rojo y Bogotá empaten o que si hay un ganador la diferencia sea mínima. Y luego, que Equidad cumpla su calendario en juego pendiente contra Bogotá y no triunfe, o si lo hace, que sea por solo un gol de ventaja para intentar ganar la posición por el primer ítem de desempate que es la diferencia de goles. Millos juega en Techo obligado a ganar pero también espera resultados de todos sus rivales, dos empates sería el escenario ideal.

Y si las cosas no se dan, y el equipo pierde el primer lugar, habrá que volver a esperar, pero esta vez, los resultados de los otros grupos, para intentar clasificar como mejor segundo. La jornada del miércoles es determinante para los intereses de los Embajadores en la Copa. Al principio fuimos claros y aquí en este espacio lo dijimos: no clasificar en un grupo con Bogotá, Equidad y Expreso Rojo sería un papelón.

Solo queda ponerle toda la fe, como siempre, ir al estadio y rogar para que a este partido se le imprima la importancia que realmente tiene y no cometer el error de la semana pasada que costó dos puntos. Hay que ganar, y hay que hacerlo por mínimo dos goles para seguir con posibilidades. Luego habrá que parar oreja a lo que pase en los dos partidos más. Ganar, y luego esperar.

Twitter: @elmechu

Encuesta
¿Para qué está Millos en el 2015?