El famoso 18 de junio

La fecha del 18 de junio ha estado tradicionalmente asociada a momentos que parten en dos la historia. Ese día de 1946 no fue la excepción pues nació el más grande...

Un 18 de junio de 1815 se libró la famosa batalla de Waterloo, que partió en dos la historia del mundo y marcó el destino de Europa para un siglo.

Otro 18 de junio, pero este de 1946, marcó para siempre la historia del fútbol profesional colombiano, cuando Don Alfonso Senior y sus compañeros dieron vida al club más importante del país, aquel destinado a ser considerado el mejor del mundo, a tener los mejores jugadores... y también los mayores enemigos. Esa fecha marcó el destino de los rojos y verdes a ser eternamente los actores de reparto de nuestro rentado, al menos hasta que no intervinieron los factores extrafutbolísticos de manera decisiva.

La fecha de fundación de Millonarios casi nunca estuvo asociada a las definiciones debido a que el campeonato nacional era anual y con finalización en diciembre, por lo que la celebración era en diciembre con la consecución de los títulos. Sin embargo, ya en la época de vacas flacas, y con los sucesivos cambios de formato del torneo, la fecha del 18 de junio se ha erguido muchas veces como un recordatorio de lo que es Millonarios, y la responsabilidad que envuelve.

En 1996 Millonarios cumplía 50 años de fundado, y las expectativas no eran las mejores debido a la irregularidad del equipo dirigido por Miguel Augusto "Nano" Prince... muchos temían que la celebración de las bodas de oro se limitaría a actos protocolarios y esa fecha del 18 de junio se colocaba justo en la recta final de ese campeonato, lo que le colocaba al plantel la responsabilidad de estar a la altura de las exigencias. Con mucho sufrimiento, y después de una gran victoria por 2-1 en Envigado, Millonarios se ganó el derecho a disputar las semifinales, lo que sería apenas el primer paso. Sin embargo, Millonarios no pasaba esa ronda desde 1994 al mando de Popovic, y el Nano Prince había llegado en 1992 y 1993  a esta instancia sin poder alcanzar la final, lo cuál dejaba todavía más margen para el pesimismo. Sin embargo, en las finales el equipo liderado por Ricardo Lunari sacó toda su jerarquía y después de aplastar a Tolima, Junior y Nacional se ganó un lugar en las finales. Por eso el 18 de junio de 1996 se pudo celebrar las bodas de oro por todo lo alto, con el equipo clasificado a la final y listo para pelear por el título... título que se escurriría de las manos por el tema de la bonificación de Deportivo Cali, a pesar de que fue Millonarios fue el equipo que más puntos sumó en las finales. Faltó ese título para que la celebración de las bodas de oro fuera perfecta, pero aún así se estuvo a la altura de las circunstancias, y no conviene olvidar que ese equipo de Prince fue el último equipo azul que disputó la final del campeonato.

Diez años después, Millonarios atravesó el peor momento de su historia (o eso creíamos) y justo para la época de la celebración de los 60 años comenzó a dar de nuevo señales de vida. De nuevo bajo la dirección de Miguel Augusto Prince se consiguió la primera clasificación a semifinales en casi tres años (fueron cuatro eliminaciones consecutivas) que hizo pensar que el plantel de 2006 estaría a la altura de aquel de 1996, y tal vez tendría mejor suerte. Sin embargo, esta vez no se estuvo a la altura de las circunstancias y no se alcanzó la final. Hubo un justificado desencanto que sin embargo se compensaba en parte con el optimismo hacia el futuro debido a que el equipo volvía a clasificar y había justificadas esperanzas de mejora en el futuro cercano. El 18 de junio se celebraron los 60 años, aunque sin sabor a gloria.

Un año después, ya bajo la dirección de Juan Carlos Osorio, el equipo tuvo la oportunidad de oro para hacer que la hinchada se levantara el lunes 18 de junio de 2007 no solo celebrando el aniversario de la fundación del club sino la consecución de la estrella 14. Para ello tenía solo que empatar en Neiva para asegurarse el paso a la final y pelear el título. El resultado es de todos conocido, y el desencanto de no celebrar un título ese 18 de junio entendible.

El pasado viernes la gran familia azul conmemoró el aniversario 64 de la fundación de nuestro club a manos del gran Alfonso Senior, y nuevamente dicho aniversario estuvo desasociado de la gloria deportiva. Sin embargo, la sensación que queda en el ambiente es un poco diferente a la de otras ocasiones debido a que este año renació la esperanza con el proceso de cambio liderado por el señor Arango. Falta mucho camino y quedan incertidumbres, pero al menos se tiene una esperanza real de que el próximo 18 de junio Millonarios celebre su aniversario como debe ser, con la consecución de títulos, ese que fue esquivo en 1996.

Esta hinchada, que incluso en las horas más oscuras es capaz de tomarse la carrera séptima en completo orden para conmemorar un aniversario más de su amado club, no merece menos que unir la celebración del 18 de junio a la consecución del título del primer semestre del mismo año. Falta mucho camino, y quedan muchos obstáculos (gigantes y enanos) por sortear, pero lo justo es que esa esperanza que renació en este 2010 y permitió celebrar el aniversario 64 con algo de optimismo no se apague, como se apagó la esperanza de 1996 y de 2006. Los responsables deportivos deben considerar lo que representa aquello fundado por Don Alfonso Senior en 1946 y estar siempre a la altura de las circunstancias.

Encuesta
¿Para qué está Millos en el playoff?